esen

logo letras chico

La actividad aseguradora ha estado presente en Panamá desde los comienzos de este siglo. La industria de seguros en Panamá se remonta a principios de siglo XX. Empresas de Seguros norteamericanas establecieron operaciones en el Istmo desde esa época y en 1910, la primera empresa de seguros de capital panameño fue fundada, dando inicio a una vigorosa industria. Los impulsores de esta actividad lucharon por salvaguardar su imagen y por la creación de una ley de seguros que pudiese regular y supervisar debidamente este mercado. 

Durante aproximadamente medio siglo la actividad aseguradora se enmarco dentro de los parámetros del Código de Comercio. No es sino hasta el 22 de agosto de 1956, que Panamá cuenta con la primera ley que específicamente reglamenta el negocio de seguros y capitalización. Esta fue la fecha cuando la Comisión Legislativa Permanente aprobó el Decreto-Ley No. 17 de 1956. Con la reglamentación de este Decreto-Ley se logró la regulación del negocio de los seguros y se regulaba la profesión de Corredor de Seguros; expidiéndose así las primeras licencias tanto de Compañías de Seguros en 1956 como de Corredor de Seguros en 1957. 

La actividad aseguradora queda así sometida a la super vigilancia del Órgano Ejecutivo a través de una Superintendencia de Seguros que funcionaría en el Ministerio de Agricultura, Comercio e Industrias. 

El 3 de junio de 1969, mediante el Decreto de Gabinete No. 145, la Junta Provisional de Gobierno creó el Ministerio de Comercio e Industrias y el Ministerio de Agricultura y Ganadería dividiendo así el antiguo Ministerio de Agricultura, Comercio e Industrias. 

El Decreto 17 fue derogado en el año 1984 por la Ley 55 de 20 de diciembre, la que en su Artículo 9 crea la Superintendencia de Seguros y Reaseguros como entidad adscrita al Ministerio de Comercio e Industrias. Esta ley reglamenta el negocio de seguros y capitalización y el ejercicio de la profesión de corredor de seguros. La Ley No. 56 de esa misma fecha, crea la Comisión Nacional de Reaseguros, adscrita también al Ministerio de Comercio e Industrias y reglamenta las operaciones de las empresas de reaseguros y dicta normas que regulan todas las operaciones de reaseguros en la República; en ella se asigna a la Superintendencia de Seguros y Reaseguros como el brazo ejecutor de la Comisión Nacional de Reaseguros. 

La ley 55 de 20 de diciembre de 1984 fue deroga por la ley 59 de 29 de julio de 1996. Esta ley actualmente en vigencia ha abierto un nuevo capítulo en la historia aseguradora en ella se provee a la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de autonomía para realizar una adecuada supervisión y vigilancia del sector seguros. 

Superintendencia de Seguros y Reaseguros tiene la responsabilidad de regular la actividad de seguros, reaseguros y aseguradoras cautivas en Panamá; cuyo marco legal lo establecen las leyes: Ley de Seguros (No. 59 de 29 de julio de 1996), Ley de Reaseguros (No. 63 de 19 de septiembre de 1996) y la Ley de Aseguradoras Cautivas (No. 60 de 29 de julio de 1996). 

Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá promueve y facilita la inversión. La Ley 59, aprobada el 29 de julio de 1996, coloca a Panamá en una destacada posición dentro de los países latinoamericanos, con una legislación actualizada, exigiendo transparencia a las empresas, a través de un instrumento legal moderno, que regula y dinamiza la actividad aseguradora. 

La nueva norma legal proporciona a la Superintendencia de Seguros y Reaseguros las herramientas que requiere para una correcta fiscalización, de tal forma que se convierta en la base de un sostenido crecimiento y desarrollo de la actividad aseguradora en Panamá. 

Dado al carácter internacional que tiene la industria aseguradora, sobre todo en estos tiempos de economías abiertas y fusión de mercados a nivel regional, la Superintendencia de Seguros le ha dado gran importancia a desarrollar su imagen dentro de los organismos internacionales relacionados al seguro. 

Así tenemos que desde 1990 la Superintendencia se ha preocupado por participar y representar a Panamá en eventos de interés para el mundo asegurador. 

Superintendencia de Seguros y Reaseguros es socio fundador de la:

  • Asociación Internacional de Supervisores de Seguros-International Association of Insurance Supervisors (IAIS), fundada en Chicago en junio de 1993.

  • Asociación Internacional de Reguladores de Seguros-(no suscritos en territorio nacional) - International Association of Off Shore Insurance Regulators, fundada en Guernsey, en febrero de 1993.

  • Asociación de Superintendentes de Seguros de América Latina (ASSAL).

  • Asociación Internacional de Agencias contra el Fraude en Seguros - International Association of Insurance Fraud Agencies (IAIFA), siendo el Enlace para obtener y coordinar información que de este tipo se maneja en América Latina.

Las responsabilidades que ha asumido la Superintendencia de Panamá ante estos organismos a logrado que hoy por hoy el nombre de "Panamá" sea respetado a nivel de los entes reguladores de seguros del mundo. 

El objetivo fundamental de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá es el de desarrollar actividades tendientes a fortalecer el crecimiento de la industria de seguros, de reaseguros y aseguradoras cautivas en general, así como controlar, regular y fiscalizar las operaciones de las mismas con el fin de brindar al sector financiero nacional e internacional servicios eficientes que rindan beneficios al país. 

Panamá se ha caracterizado por ser un país de servicios que ofrece al inversionista diversas ventajas y facilidades para establecer el negocio del Seguro en general. Panamá. Se prepara para dar un gran giro a su economía y estructura su plataforma para reforzar su desarrollo turístico. Prepara sus avenidas, extiende sus carreteras, negocia construcciones de grandes hoteles, moderniza la educación y actualiza sus leyes. Estamos listo para la apertura. Ofrecemos excelentes beneficios y ventajas, para el sector asegurador en especial para las Aseguradoras Cautivas, por ser un sector financiero y bancario estable, también por contar con leyes comerciales flexibles, por tener el dólar como unidad monetaria, una zona libre reconocida a nivel mundial. Además de contar con un factor importante: toda compañía que se establezca en Panamá bajo la ley actual de las cautivas no estará sujeta al pago de impuestos sobre las primas y ganancias, resultantes de sus actividades.